El Espía Alemán 227 – Lou Carrigan

… Sería estúpido atraerla a Miami para matarla o torturarla en busca de secretos de espionaje… ¿No le parece que eso mismo podría hacerlo en la propia Nueva York? Y no me guarde rencor por ser alemán. Conocí a su madre, aquella extraordinaria mujer fusilada en Cherche Midi, pero todo lo que hice fue admirarla por el inigualable sacrificio que realizó por su patria. La admiré y la respeté a ella, y la admiro y respeto a usted. Estoy dispuesto a probarle mi sinceridad y mi honor del modo que juzgue conveniente. Mis señas están en el sobre, y si acepta entrevistarse conmigo le ruego que me lo comunique telegráficamente.

Si los enlaces estan rotos, puedes dejarnos un mensaje aquí abajo!

Eso nos ayudara a identificar los enlaces caidos, y arreglarlos más rapido. Gracias!

Sin Comentarios

Deja un Comentario